borde Sumario. Nuestro novel
Jorge Enrique Lage

Jorge Enrique Lage

«Lo que me preocupa es cómo desarrollar una obra literaria lo más vital posible y de la que me sienta satisfecho»

 

Entrevista de Claudia Apablaza

 

Jorge Enrique Lage (La Habana, Cuba, 1979) es licenciado en Bioquímica, narrador, especialista del Centro de formación literaria “Onelio Jorge Cardoso”, jefe de redacción de la revista de narrativa El Cuentero y editor de Caja China Editorial. Ha publicado tres libros de cuentos: Yo fui un adolescente ladrón de tumbas (Editorial Extramuros, La Habana, 2004), Fragmentos encontrados en La Rampa (Casa Editora Abril, La Habana, 2004) y Los ojos de fuego verde (Casa Editora Abril, La Habana, 2005) y es autor de la novela El color de la sangre diluida (Editorial Letras cubanas 2007). Cuentos suyos han aparecido en varias antologías y revistas cubanas.

«Dije que había que leerlo. O intentarlo, por lo menos. Va más allá del calor y los paseos por la Rampa. Las mujeres y mulatas. La salsa. Más allá de una foto de la Habana, una foto sucia, Lage nos lleva de la mano a un abismo. Casi conectando con los límites de la ciencia ficción se decide por la sangre azulina, tornasolada. La literatura cubana transitando entre libros y mujeres muertas, norteamericanas, desangradas, que vienen y llegan por carreteras que el autor imagina veloces. Mujeres que sueñan con su sangre. Sangre, sueños, alcohol, sueño, sangre, exceso de artificio. Exceso de narrador en sí mismo. Acá un intento, una conversación con Lage y su narrativa».

Claudia Apablaza
¿Es tu libro un homenaje a American Psycho de Breat Easton Ellis?

Jorge Enrique Lage
No concebí el libro como un homenaje a ningún autor en particular, aunque desde luego puede ser leído de esa manera. Hay referencias directas a Ellis, como a muchos otros escritores. Puestos a entrever homenajes y cosas por el estilo, me parece bien que sea ese nombre el que resalte.

 

Claudia Apablaza
¿Narrar para ti es narrar el “otro vómito”, como dices en tu libro?

Jorge Enrique Lage
Sí, podría ser. Lo que sale justamente detrás de las palabras. Narrar con esa sustancia que queda, como un malestar, como una indigestión, en el interior de la historia que estás contando.

 

Claudia Apablaza
Trabajas con mezclas de sueños, películas, escritores, actores, lo reciclas todo. Pareciera a ratos una escritura dadaísta, a veces limita con lo fantástico o la ciencia ficción, pero sólo se queda en esos límites, no se interna en ellos. ¿Cómo definirías tu narrativa?

Jorge Enrique Lage
I have nI idea. No soy el lector indicado para dar definiciones. Eso que mencionas de la mezcla y el reciclaje parece ser un buen punto de partida.

 

Claudia Apablaza
¿A qué escritores te sientes cercano? Al parecer los norteamericanos contemporáneos como Foster Wallace, Philip K. Dick, Breat Easton Ellis, Carl Sagan, etc.

Jorge Enrique Lage
Carl Sagan no juega en esa liga, definitivamente. Además de los tres primeros: Stephen King, Raymond Chandler, Francis Scott Fitzgerald, John Dos Passos, J. D. Salinger, Vladimir Nabokov, Charles Bukowski, William Saroyan, Lorrie Moore, Ray Bradbury, H. P. Lovecraft, Edgar Allan Poe, Mark Twain, O. Henry...

 

Claudia Apablaza
Al parecer tienes una visión negativa de algunos narradores cubanos, por no decir de toda la literatura cubana. Por ejemplo, con los del grupo diáspora.

Jorge Enrique Lage
No tengo una visión negativa de Diápora(s). Todo lo contrario. Si tuviera una visión negativa no hubiera fabricado ese guiño en el cuento que se llama “Yo también fui deleuziano”. Claro que se trata de un guiño sarcástico, no podía ser de otra manera. Hubo un tiempo en que el efecto Diáspora(s) fue fundamental para mí, sobre todo como lector, y en cierto modo todavía lo es, pero llega un momento en que necesitas tomar un poco de distancia y poner las cosas en perspectiva. Con respecto a la literatura cubana, no tengo una visión negativa ni positiva de ella como totalidad. Es decir, no creo en esa totalidad. Me interesan unos cuantos narradores cubanos; algunos de ellos, incluso, están vivos. Pero en general la narrativa cubana actual, la mayoritaria, digamos, la que se publica y se premia y se clona, no me interesa para nada.
 

Claudia Apablaza
¿Y con los escritores cubanos que se van al extranjero? Algunos critican ese estereotipo.

Jorge Enrique Lage
No sé si hay un estereotipo. Yo soy un escritor cubano que ha salido al extranjero. Si te refieres a los escritores cubanos que viven o han vivido en el extranjero, existe mucha variedad, tanta variedad como la que existe en Cuba: hay casi famosos, hay vedettes, hay pobres diablos desconocidos; hay buenos escritores y escritores mediocres, en fin... Lo que tal vez sí se ha creado es un estereotipo mediático de escritor cubano exiliado, un registro de lugares comunes que también forma parte del discurso sobre lo que significa ser un “escritor cubano” en general. Por supuesto, me interesa una escritura que reaccione contra eso.

 

Claudia Apablaza
En base a eso mismo, qué posibilidades tienes de desarrollar tu carrera literaria en Cuba. Digo, de publicar sin censura, o de publicar, que ya es difícil para muchos escritores.

Jorge Enrique Lage
Ojalá pudiera responderte eso. Ignoro qué posibilidades voy a tener en el futuro en Cuba o en otro país. Creo que el asunto de la censura todavía da para largo. Fuera de eso, lo de publicar por publicar es relativo, en Cuba muchísimas cosas se publican con bastante facilidad. Por el momento, más que una carrera, lo que me preocupa es cómo desarrollar una obra literaria lo más vital posible y de la que me sienta satisfecho. Me temo que eso va a resultar difícil en cualquier parte. 

 

Claudia Apablaza
¿Ha cambiado el acceso que tienen a la compra de libros, leer a autores extranjeros en Cuba? ¿Crees que ese bloqueo ha intervenido mucho tu escritura?

Jorge Enrique Lage
El problema sigue siendo clave. Los autores extranjeros contemporáneos que están en librerías son pocos, y son los que publican con mejor o peor criterio unas pocas editoriales nacionales. Cuba está prácticamente al margen del circuito de distribución de editoriales como Anagrama y Mondadori, por ejemplo, así que la circulación de los libros de muchísimos autores es un tráfico tortuoso al margen de las librerías y que depende de gestiones personales. Ese aislamiento, que yo encuentro particularmente duro, te perjudica como lector y por supuesto interviene en la escritura. Las consecuencias pueden ser negativas o no, ahí entran otros factores. Es imposible saber cómo escribiríamos de haber podido leer en determinado momento el libro que no leímos.
 

Claudia Apablaza
¿Qué escritores tienes de referencia?

Jorge Enrique Lage
... y además de los norteamericanos: Douglas Coupland, J. G. Ballard, Karel Capek, Juan Carlos Onetti, Jorge Luis Borges, César Aira, Ricardo Piglia, Enrique Vila-Matas, Guillermo Cabrera Infante, Reinaldo Arenas. Etcétera.

 

Claudia Apablaza
¿Qué lees ahora?

Jorge Enrique Lage
Una novela de James Ellroy. El número de marzo de la revista Quimera

 

Claudia Apablaza
¿Qué es para ti la literatura?

Jorge Enrique Lage
Recientemente he suscrito la afirmación de Bolaño: “Tener el valor, sabiendo previamente que vas a ser derrotado, y salir a pelear: eso es la literatura”.

 

Claudia Apablaza
Recomienda un escritor cubano.

Jorge Enrique Lage
Hay unos algunos poetas que derriban el techo. Hay que leer, por ejemplo, a Juan Carlos Flores.
 

Claudia Apablaza
Cuéntame del proyecto Centro Onelio Jorge Cardoso.

Jorge Enrique Lage
El Centro Onelio Jorge Cardoso comenzó hace diez años como un curso-taller de técnicas narrativas dirigido Eduardo Heras León en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Después el proyecto fue creciendo y hoy cuenta con una sede institucional propia, una revista dedicada a la narrativa –El Cuentero– y una pequeña editorial –Caja China–. Cada año se seleccionan, a partir de una convocatoria, entre 50 y 60 jóvenes de todo el país para participar en el curso, que va desde cuestiones básicas del oficio de narrador hasta panorámicas de géneros como el policiaco y la ciencia-ficción. Es el único proyecto de ese tipo que existe en Cuba.

 

Literaturas.com