Entrevista

Manuel Francisco Reina

por 

©Ana Bravo

Que la poesía no vende es un mito. Y ahí está Manuel Francisco Reina (Cádiz, 1974) para confirmarlo. Es filólogo y colaborador en prensa con el Diario de Cádiz, Diario de Jerez, Europa Sur y Sur de Málaga. Ganador del VI certamen de poesía El Drag  en 1997, consiguió un año después el premio de juventud del Ayuntamiento de Chiclana por el libro "Razón del incendiario". También ha recibido los premios Ciudad de San Fernando por la obra "El naufragio hacia la dicha", el premio jóvenes creadores de 1999 y  por los poemas "La natura del tigre" y el Laurel Poético Ibn al-Jatib 2000. Su antología "Mujeres de Carne y Verso" se ha convertido en una de las sorpresas editoriales más recientes. Celebrada por críticos, autores y el propio público (el volumen va camino de la segunda edición), Mujeres de Carne y Verso constituye todo un compendio de la poesía escrita por mujeres en lengua española del siglo XX, un libro de referencia, necesario para entender el panorama poético de nuestros días, donde la poesía femenina ha adquirido un papel relevante.

-         Ana Bravo.-  ¿Tiene sentido hacer poesía hoy?

Manuel Francisco Reina.- Tiene más sentido que nunca. Vivimos hoy en una sociedad orientada al capitalismo salvaje y tremendamente bipolarizada. Y la proliferación de editoriales, premios y autores de poesía con éxito dan idea de que existen unas necesidades espirituales, humanas más allá del puro producto de marketing que se nos vende, a veces, hasta en la literatura.

-           Pregunta.-  ¿Cuál es la corriente poética más laureada entre los poetas premiados de hoy?

Manuel Francisco Reina.- Eso es muy difícil de decir, porque es realmente una de las cuestiones más polémicas. En general están premiados los autores que merecen la pena. Antes o después, quien escribe bien sale adelante y Mujeres de Carne y Verso es un ejemplo de ello, pues rescata del olvido a muchas autoras, sobre todo de principios de siglo. A pesar de todo es bueno que haya discusión sobre el tema, porque prueba que la poesía contemporánea en lengua española sigue viva.

-         Pregunta.-    ¿Qué corriente ha sabido adaptarse mejor y evolucionar con el devenir de la creación poética?

Manuel Francisco Reina.-No existe una voz que represente a una corriente entera, cada voz es muy personal y puede recibir influencias de distintas corrientes según el momento. Las influencias son siempre deseables y enriquecedoras, porque tienen una forma de ver el mundo particular, pero la voz del creador siempre está por encima de las tendencias.

-           Pregunta.-  ¿Es el mercado editorial generoso con la poesía o son los lectores quienes sitúan a cada género en su lugar correspondiente en el mercado?

Manuel Francisco Reina.-Al final es siempre el lector quien decide en qué lugar del mercado ubica cada libro. Sin embargo, las grandes editoriales tienen mucho miedo a publicar poesía, y hay ejemplos exitosos ( Hiperión, Visor, DVD...) que constatan que la poesía tiene también su público lector que, además, va en aumento.

-           Pregunta.-  Entonces, ¿se publica más de lo que se lee o viceversa?

Manuel Francisco Reina.-Siempre se publica más de lo que se lee. Pero es positivo, porque aunque no todo sea de calidad hay más posibilidad de encontrar muchas obras que merezcan la pena.

-           Pregunta.-  ¿Poesía femenina o de mujeres?

Manuel Francisco Reina.- Poesía escrita por mujeres. Poesía femenina y poetisa han tenido tradicionalmente un matiz peyorativo, a pesar de lo bello y mágico de la palabra poetisa (igual que sacerdotisa). Ambos términos fueron usados por sus contemporáneos para designar un género poético menor, despreciado en tanto que era visto como un divertimento burgués y de señoritas ociosas que en ratos libres de cocina o costura hacían unas rimas. Hoy, podría decirse que la mujer ha tomado el relevo cultural de las letras.

-           Pregunta.-  ¿Crees que fue la antología Las Diosas Blancas, de los años 80, la que inauguró la tendencia a la publicación de volúmenes de poesía escrita por mujeres?

Manuel Francisco Reina.- El trabajo de Ramón Buenaventura es, desde luego, el más rememorado y quizás sí inauguró esa tendencia editorial a la publicación de antologías de poesía escrita por mujeres. A pesar de esta obra de gran importancia, no podemos olvidar tres importantes antecedentes en conocidas revistas de poesía: Litoral femenino, de la prestigiosa revista malagueña Litoral, la labor compiladora de la revista gaditana Platero y la revista Notami, editada por la Universidad de Tetuán sobre literatura arábigo-andaluza.

-          Pregunta.-  ¿Hay algún rasgo distintivo de esta poesía escrita por mujeres o se trata simplemente de una opción estética de cada autora?

Manuel Francisco Reina.- Es cuestión de preferencias estéticas y de maneras de entender la poesía. Durante mucho tiempo se acusó de sensiblera a la poesía escrita por mujeres, pero como ya he dicho, hay tantas formas de hacer poesía como personas. Yo mismo, en el proceso de elaboración de esta antología, he comprobado que frente a esa sensiblería tópica de la literatura femenina, muchas creadoras son más directas que algunos hombres a la hora de hablar de sentimientos, de estados, incluso de sexo, un tema tan vedado tradicionalmente a la literatura femenina.

-           Pregunta.-  ¿Por qué Mujeres de Carne y Verso? ¿Cómo surgió esta idea?

Manuel Francisco Reina.- Por jugar con la metáfora de que son autoras cuya realidad carnal, espiritual y creativa está vertebrada a partir  de una visión poética del mundo. De ahí surge un poco el juego de Mujeres de Carne y Verso, como una especie de metáfora y homenaje a ese tipo de mujer que ha tenido que luchar en una sociedad absolutamente machista, con una realidad muy poco poética. Mujeres valientes y atrevidas a la hora de encauzar sus opciones laborales y artísticas.

-           Pregunta.-  ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un proyecto tan ambicioso?

Manuel Francisco Reina.- Yo creo que son sólo ventajas, porque que un libro de poesía se haya hecho hueco en un mercado como el editorial, tan difícil y en constante crisis, ya es todo un logro. Es un libro de referencia que sigue vivo, ya que será necesario ampliarlo y actualizarlo. Un mapa del devenir poético de las autoras a lo largo de más de un siglo. La única desventaja que le veo, y que más bien me parece una ventaja, es que aún me queda mucho que hacer en este libro y que estaré afortunadamente muchos años ligado a él.

-          Pregunta.-  A la hora de compilar autoras y sus poemas, ¿tuviste algún problema con los derechos de autor, herederos, agencias literarias?

Manuel Francisco Reina.- Quizás fue más problemático en el caso de autoras de mucho peso o de grandes poetas latinoamericanas con proyección internacional, al entrar en juego herederos, derechos de autor más cuantiosos y agencias literarias.

-           Pregunta.-   Hablemos de los criterios de selección de los poemas, ¿la huella de la creadora como personaje literario o la del antólogo?

Manuel Francisco Reina.- En general, traté de aunar varios criterios: en el caso de autoras vivas quise imponer el criterio de la propia escritora; en el caso de desaparecidas y de algunas vivas con las que fue imposible contactar, he tratado de escoger poemas de absoluta representatividad en su trayectoria poética. Uno de ellos fue el caso de Pilar Paz Pasamar, cuyo poema En el reclinatorio fue en su momento alabado por el propio Juan Ramón Jiménez. Un tercer criterio ha sido, por supuesto, el de mi propio gusto, pero eso es siempre inevitable.

-           Pregunta.-   De Cádiz a Madrid, ¿Marinero en Tierra?

Manuel Francisco Reina.- Hum, supongo que sí, todos somos un poco marineros en tierra aunque esto de la literatura y el arte es una especie de archipiélago en el que todos somos islotes flotantes. Sí, marinero en tierra porque Cádiz, una tierra apasionante es también un poco complicada para despuntar laboralmente. Y Madrid es un puerto que acoge bien a marineros y demás outsiders.

-           Pregunta.-   ¿Cómo sientes la evolución de tu poesía, desde el Certamen El Drag hasta La natura del tigre y Naufragio hacia la dicha? ¿Poesía autobiográfica?

Manuel Francisco Reina.- Pues supongo que ha evolucionado como he evolucionado yo, como persona. Me gusta trabajar mucho los textos y creo que en Naufragio hacia la dicha el elemento autobiográfico está, efectivamente, muy marcado. A mí también se me tachó de barroco por las formas estéticas de mi poesía, muy elaboradas verbalmente. Y además no reniego de ellas, pues Andalucía ha sido cuna del barroquismo por antonomasia: la tradición arábigo-andaluza, Góngora y por supuesto el 27, Lorca, Cernuda, Aleixandre...fueron muy barrocos, pero no dejaban de ser muy auténticos y veraces poéticamente. Mi último y próximo libro, Los Secretos Felinos, es el resultado de esta evolución, pareja a una actitud más comprometida vitalmente. 

-        Pregunta.-  Una poética en cinco minutos para esta entrevista, de café, tertulia y mesita baja, por favor.

Manuel Francisco Reina.-Uy! Eso es muy complicado. Yo he intentado seguir las directrices de una de las personas que más ha marcado mi trayectoria vital y poética, Fernando Quiñones. Él decía que la literatura, o tenía glóbulos rojos y estaba viva o no era nada más que oficio y artificio. Yo trato de hacer que todo lo que haga esté vivo, porque es la única manera de legar algo de interés, de entregar un testigo llameante que pueda servir en algún momento a alguien.

©Ana Bravo. Es periodista, escritora y miembro directivo del Círculo Literario de Madrid