Entrevista 

 Antonio y Gonzalo Cordero

Directores de  CARTOGRAPHICA

 

Cartographica es una de las revistas más emblemáticas de literatura de viajes que se publica ahora mismo en castellano. Esta aventura se inició en el año 1997 de la mano del escritor y viajero Chema Rodríguez, que acaba de publicar Atardece en Katmandú (RBA editores).  Por el mapa de Cartographica han cruzado las historias de Javier Reverte, Manu Leguineche o Alfonso Armada, entre otros brillantes autores.Desde el año 2000, a la dirección de la revista se han incorporado José Luis Angulo y los escritores y viajeros Antonio y Gonzalo Cordero, a los que entrevistamos a continuación.

   

LITERATURAS.COM: ¿Cartographica nace como consecuencia del auge de la literatura de viajes en nuestro país o responde a otras motivaciones más sustanciales?

 

CARTOGRAPHICA: Antes del auge de la literatura de viajes, Cartographica estaba funcionando gracias a Chema Rodríguez, un escritor para el que viaje era consustancial, al margen de cualquier auge o moda.  De hecho, Cartographica no está en la línea comercial de las revistas de viajes.

   

L. COM: La primera época de Cartographica reúne a grandes firmas de la literatura de viajes escrita en castellano: Javier Reverte, Alfonso Armada  o Manu Leguineche. Sin embargo, no se trata de figurar, porque todos ellos están muy implicados en el proyecto desde el principio, ¿no es así?

 

CARTOGRAPHICA: En el germen del proyecto estaban Javier Reverte y Manu Leguineche, de hecho son fundadores de la revista junto a Chema Rodríguez. La revista, al surgir con un espíritu independiente y fuera de las estrecheces de miras comerciales, atrajo a escritores serios de la literatura de viajes que tenían mucho interés en echar a rodar un proyecto de estas características.

 

L. COM: Al principio, el lema de la revista rezaba así: “Viajes, viajeros y geografías maravillosas”. De hecho, en la mayoría de sus artículos se respiraba una atmósfera legendaria, a la vez que se percibía el eco de grandes escritores y viajeros de épocas pretéritas. ¿Se buscaba un poco eso: hablar de viajes reales pero sin perder de vista el norte de la literatura y otros territorios míticos?

 

CARTOGRAPHICA: Claro que tiene que ver con la literatura, sobre todo con recuperar el viaje como una abstracción; no solamente es la geografía física por la que caminamos. No es una búsqueda de literatura de viajes físicos, sino hacer del viaje una abstracción en la que puede caber cualquier cosa, desde viajes imaginarios, físicos, psicotrópicos, reales…

 

L. COM: Desde el primer momento, Cartographica abrió sus páginas a otros géneros como la poesía, la fotografía artística o el cuaderno de viajes. ¿Queríais desmarcaros así de la excesiva especialización de otras revistas del sector?

 

CARTOGRAPHICA: Sí, porque son elementos que nos parecen esenciales y que no deben faltar en una revista que intenta aunar la vida y la literatura. No se trataba de desmarcarse de otras revistas del sector, sino de llevar una línea coherente con los principios a partir de los que se funda Cartographica.

 

L. COM: Cartographica también ha servido de plataforma para nuevas voces como la de su primer director, Chema Rodríguez, y firmas de gran calidad pero poco conocidas. Aunque viajar amplíe los horizontes, a veces, a la hora de publicar, todo se reduce a los de siempre. No parece ser esa vuestra política, ¿verdad?

 

CARTOGRAPHICA: Las grandes editoriales ya se encargan de publicar sólo a los conocidos. Lo que prima, ante todo, a la hora de seleccionar nuestros textos, es la calidad.

 

L. COM: En la nueva etapa, Cartographica ha dejado su formato de periódico para convertirse en una cuidadísima revista donde se aunan el viaje, la literatura y las artes plásticas. ¿Qué filosofía subyace detrás de esta nueva propuesta?

 

CARTOGRAPHICA: En realidad, la idea era relacionar la vida con las artes y la literatura. El viaje, al igual que la vida, tiene zonas atlántidas, enormes, que no están en ninguna parte y están en todos los lados, zonas en las que intervienen la pintura, la poesía, el ensayo, la fotografía y cualquier manifestación creativa del individuo, y eso es lo que nos interesa. Hemos apostado por una publicación de altísima calidad, enfocada a un público minoritario.

L. COM: ¿Qué artistas plásticos han pasado hasta ahora por Cartographica?

 

CARTOGRAPHICA: En los últimos números hemos contado, entre otros,  con Fernando Bellver, Beatriz Ruibal, Javier Vallhonrat, Luis Eduardo Aute, Antoni Socías, María Cano, Pep Carrió…

 

L. COM: ¿Podría decirse que Cartographica se ha hecho con un espacio propio dentro de las publicaciones de viajes de este país? ¿Cómo véis el nivel de esas publicaciones en general?

 

CARTOGRAPHICA: No es que se haya hecho un espacio, sino que ha creado uno diferente que nada tiene que ver con lo que existía hasta el momento.

 

 L. COM: En Rimbaud fue antes la literatura que el viaje. Conrad, sin embargo, sufrió el proceso inverso. ¿Dónde acaba la literatura y dónde empieza el viaje?

 

CARTOGRAPHICA: El proceso es absolutamente individual, no aparece ni desaparece. Hay un enfoque en el que influye tanto la literatura hacia la vida como la vida hacia la literatura. El viaje, la vida y la literatura, en el fondo, son una misma cosa.

 

L. COM: ¿Cartographica va a seguir apostando por los monográficos, como en el último número, donde se daban cita los viajes, la comida y el sexo?

 

CARTOGRAPHICA: Sí si conseguimos financiación. El problema fundamental no son las ideas sino la falta de recursos económicos y la distribución. Hoy por hoy es complicado mantener una revista que, careciendo de subvenciones y publicidad, apuesta por un enfoque diferente, no venial, de la literatura de viajes. 

© Literaturas.com Julio 2003

Sumario Literatura y Viaje